Teléfonos: 3214138117 - 321411152

¿Cómo saber si padezco el síndrome Burnout?

¿Sientes mucho estrés en tu trabajo? Tal vez padeces el síndrome Burnout, hoy quiero que hablemos de esto y puedas determinarlo.

El término “burnout” fue acuñado por primera vez en 1974 por Herbert Freudenberger, en su libro “Burnout: The High Cost of High Achievement” o  “El alto costo del alto desempeño”. 

Sin embargo, solo hasta el año 2019, la Organización Mundial de la Salud lo reconoce como un padecimiento laboral. 

Este síndrome es consecuencia de un estrés laboral crónico que se presenta un periodo largo, una sobrecarga profesional y/o los horarios excesivos.

Cómo identificar si se está presentando el Síndrome del Burn Out 

Es importante que a nivel personal puedas identificar estos síntomas y poder diagnosticar de manera temprana si los estás presentando. 

Los primeros síntomas que se van a presentar son los de carácter leve: puede ser esa fatiga crónica, un cansancio patológico y una gran dificultad para levantarse en la mañana y desánimo con la idea de ir a trabajar. 

También se puede presentar dificultad para conciliar el sueño, dolores de cabeza permanentes, afecciones gastrointestinales.  

Puede ser que te estás enfermando frecuentemente y no tengas claras las causas de la enfermedad. 

Los síntomas que se presentan en un nivel moderado del síndrome, además de los anteriores, se puede presentar una excesiva irritabilidad, distanciamiento de su equipo de trabajo o de sus clientes. 

También puede sentirse una pérdida de la motivación y pasión por el trabajo: lo que antes le encantaba hacer en su trabajo, ya se convierte en una gran carga y hay un cansancio emocional. 

El trabajo ya drena su energía. También se presenta una falta de autoconfianza: la persona cree que no es capaz de hacer adecuadamente su trabajo, los retos le parecen inalcanzables lo que crea un sentimiento de frustración. 

Hay una sensación de incompetencia, una gran culpa y todo esto va afectando de forma negativa su autoestima. 

En un estado grave, la persona ya va a presentar un abuso de alcohol y/o tabaco y/o psicofármacos, insomnio permanente,  impuntualidad y un ausentismo laboral. 

Puede crear enfermedades mentales como estados de depresión y/o ansiedad. La persona ya tiene unos sentimientos de fracaso personal altos que impactan muy negativamente su autoestima y autoconfianza. 

Esto la lleva a no tener expectativas en su horizonte laboral creando una insatisfacción generalizada en su profesión, que puede terminar en dejar su carrera profesional.

Estos síntomas los agrupan en tres dimensiones:

Agotamiento emocional: 

Se define como cansancio y fatiga física, psíquica o como una combinación de ambos. Es la sensación de no poder dar más de sí mismo a los demás. 

Despersonalización:

Es la segunda dimensión y se entiende como el desarrollo de sentimientos, actitudes, y respuestas negativas, distantes y frías hacia otras personas, especialmente hacia los clientes, colaboradores, jefes,etc

Se acompaña de un incremento en la irritabilidad y una pérdida de motivación.

La persona trata de distanciarse no sólo de las personas destinatarias de su trabajo sino también de los miembros del equipo con los que trabaja, mostrándose cínico, irritable e irónico

A veces utiliza  etiquetas despectivas para referirse a los colaboradores, clientes o pares tratando de hacerles culpables de sus frustraciones y descenso del rendimiento laboral. 

Te puede interesar: 5 habilidades blandas que te harán ascender dentro de la empresa

Sentimiento de bajo logro o realización profesional y/o personal:

La persona comienza a sentir que no es capaz de realizar su trabajo adecuadamente y percibe que las demandas que se le hacen exceden su capacidad para atenderlas de forma competente. 

La persona también comienza a evitar las relaciones personales y profesionales y se comienza a mostrar bajo rendimiento laboral, incapacidad para soportar la presión y una baja autoestima. 

Al ver que tiene una  falta de logro personal en el trabajo se crea una dolorosa desilusión y fracaso en su actividad laboral. 

Se comienza a tener sentimientos de fracaso personal (falta de competencia, de esfuerzo o conocimientos), carencias de expectativas y horizontes en el trabajo y una insatisfacción generalizada. 

Te puede interesar: El poder de la inteligencia emocional

¡Actúa a tiempo!

Si al leer este artículo logras identificar ciertos síntomas en ti o en alguno de tus colaboradores, mi recomendación es que consultes a un médico para que pueda realizar el diagnóstico adecuado. 

También es cierto, que muchas personas están padeciendo el síndrome del trabajador quemado y por ignorancia, no lo están identificando de forma temprana. 

Lo anterior va a empeorar la situación y ya puede derivar en enfermedades físicas y de salud mental. 

Compartir

Te puede interesar

Inteligencia emocional en el liderazgo ¿Por qué es importante?

La inteligencia emocional en el liderazgo es fundamental, se...

¿Qué son las habilidades blandas?

¿Y por qué no me ascienden? Nicolás ha pasado un...

¿A qué se le llama Liderazgo Empresarial?

5 grandes diferencias entre un líder empresarial y un...

Comunicación asertiva para líderes

¿Te da miedo decir que no a tu jefe?  Hablemos...

¿ Qué hará un coach empresarial por tu empresa?

Un coach empresarial es una persona que lleva a...

¿Por qué se relaciona el coaching y el liderazgo?

Nadie nos enseñó a ser líderes Pasaste por el colegio...