Teléfonos: 3214138117 - 321411152

¿Si asciendo en mi empresa, tendré tiempo en mi rol como mamá?

Muchas clientes mujeres me preguntan en los coachings individuales si al ascender en sus empresas tendrán tiempo para su rol como mamá.

La respuesta es muy relativa.  La mayoría de las mujeres, según investigaciones realizadas, tienen la creencia que, si tienen mayor responsabilidad en una empresa, van a tener menor tiempo para su rol de madre, de pareja y de ama de casa.  

Y esta creencia está tan arraigada, que en las investigaciones, se demuestra que las mujeres NO quieren ascender en la escalera organizacional porque creen que NO es compatible ascender y cumplir el rol de mamá. 

Cuando les realizan una oferta de ascenso, la rechazan, para las mujeres es importante mantener ese equilibrio entre vida laboral y vida personal. 

¡Sí! Es así

Yo trabajé varios años en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Era muy joven y, la verdad, no tenía responsabilidades de pareja, ni como madre y menos como ama de casa. 

Tuve una carrera en donde ascendí muy rápidamente a cargos de alta dirección y tenía una colaboradora, se llama Piedad, era realmente muy competente. 

Un día le dije que si quería ser ascendida a un cargo de mayor categoría con mayores responsabilidades y con un mayor ingreso salarial, estaba convencida que era una gran oferta para ella. 

Para mi sorpresa, me contestó: “Elizabeth, le agradezco su ofrecimiento, pero lo voy a rechazar. Prefiero quedarme en el puesto en que estoy”  

Con gran curiosidad le pregunté: “Piedad, ¿Por qué me rechaza este ofrecimiento? Va a tener mayor crecimiento profesional, mayores ingresos, mayor exposición”, para mí era inentendible que me dijera que NO. 

Ella, muy tranquilamente me dijo: “Yo tengo unos hijos pequeños y soy una esposa y ama de casa, en mi cargo actual tengo responsabilidades limitadas que me permiten salir a unas horas determinadas de mi trabajo. Si acepto el ascenso, NO voy a poder atender mi rol como madre y como esposa”

¿Por qué sucede esto?  

Es como un círculo vicioso. Existe esta creencia en la mujer, “si asciendo en el mundo corporativo, no voy a poder ser una buena madre, ni cumpliré adecuadamente mi rol de pareja ni de ama de casa”

Esta creencia lleva a la mujer a NO aceptar, ni a buscar los ascensos en el mundo corporativo, y por lo tanto, estos ascensos NO se dan. 

Lo que no tienes en la mira, NO se va a dar. Lo que no buscas, NO lo vas a encontrar. 

Te puede interesar: ¿Te sientes tensionado por tu ascenso laboral?

Las mujeres no tienen modelos a seguir 

Y entonces pasa lo siguiente: las mujeres NO tienen modelos a seguir, no encuentran mujeres en puestos altos en las empresas que puedan mostrar que sí se puede tener un alto cargo y, además, cumplir con el rol de madre, de ama de casa y de pareja.  

Por lo tanto, la creencia que se crea es: “Como yo soy mujer, yo no lo puedo lograr: no puedo cumplir mi rol de madre, esposa y ama de casa y, además, ser una alta ejecutiva.”  

La mujer no encuentra modelos a seguir en donde pueda ver que se puede cumplir adecuadamente con todos esos roles y, además, ser una alta ejecutiva y tener mayores responsabilidades.  

Por lo tanto, se da por vencida antes de empezar la batalla. Es un círculo vicioso creado por las creencias que las mujeres tenemos.  

Te puede interesar: ¿Qué son las habilidades blandas?

Mi experiencia personal

En mi experiencia personal, logré tener altos cargos de dirección y cumplir los diferentes roles como madre de 3 hermosas hijas, ama de casa y pareja. ¿Qué tuve que poner en juego?  

  1. Mi autoestima (creer que mi yo si valgo mucho) 
  2. Mi autoconfianza creer que realmente tengo habilidades y competencias que muchas otras personas no tienen 
  3. Poner mis prioridades en orden para que me ayudaran a poner mis límites: si estoy criando mis hijos, está es mi prioridad. Si estoy construyendo mi relación de pareja, está es mi prioridad. 

En el mundo corporativo logré trabajar medio tiempo, con un ingreso laboral muy importante y poner mis límites en cuánto a mis horarios de trabajo. 

Recuerdo que logré negociar un trabajo de tiempo parcial para cuidar de mis dos hijas pequeñas con una remuneración importante.  

Recuerdo muy bien, poder establecer mis límites y decirle al presidente de la compañía, “discúlpeme, en este momento me encuentro lactando a mi hija. Con mucho gusto en una hora, le entrego el informe que usted necesita” Esos fueron los acuerdos que yo había establecido. 

Hoy te invito a que si eres una mujer, creas en ti misma, te creas valiosa, creas en que tú sabes hacer bien las cosas, y comiences a poner tus límites sabiendo cuáles son tus prioridades. 

Solo de esta manera, podremos romper el círculo vicioso de no ver mujeres en altos cargos de dirección y, por lo tanto, NO tener modelos a seguir, modelos de mujeres que puedan tener un equilibrio de vida personal y laboral. 

Necesitamos modelos que demuestren a muchas otras mujeres que sí se puede crecer en el mundo corporativo y cumplir con los roles que además de nuestra profesión, nos gusta: ser mamá, ser pareja y llevar una casa (si eso te gusta). 

Yo personalmente, soy pésima ama de casa… también es válido. ¡Contáctame! 

Compartir

Te puede interesar

Inteligencia emocional en el liderazgo ¿Por qué es importante?

La inteligencia emocional en el liderazgo es fundamental, se...

¿Qué son las habilidades blandas?

¿Y por qué no me ascienden? Nicolás ha pasado un...

¿A qué se le llama Liderazgo Empresarial?

5 grandes diferencias entre un líder empresarial y un...

Comunicación asertiva para líderes

¿Te da miedo decir que no a tu jefe?  Hablemos...

¿ Qué hará un coach empresarial por tu empresa?

Un coach empresarial es una persona que lleva a...

¿Por qué se relaciona el coaching y el liderazgo?

Nadie nos enseñó a ser líderes Pasaste por el colegio...