Teléfonos: 3214138117 - 321411152

¿Soy un jefe tóxico?

¡Por tus resultados, te conocerán!

En este blog te voy a ayudar a identificar si eres o no un jefe tóxico.  

En primer lugar es importante saber cuáles son las consecuencias que puede tener un jefe tóxico en su equipo de trabajo.  

Si identificas que en tus equipos de trabajo y en tus colaboradores se están dando estas consecuencias, puede ser que estés siendo un jefe tóxico.

Cuatro consecuencias de un jefe tóxico

La primera y más importante es que el ambiente laboral se vuelve pesado y denso. 

La comunicación es difícil y muy pensada, poco amigable, es un ambiente que no tenderá a ser agradable. 

Está comprobado que en ambientes laborales deteriorados, los resultados son mucho menores que en ambientes laborales agradables y fluidos. 

Segundo, el equipo de trabajo va a tener niveles bajos de motivación y entusiasmo por su trabajo. 

Los resultados en los equipos de trabajo, se dan en un 80% por la actitud del equipo y en un 20% por su conocimiento y habilidades.  

Tercero, un jefe tóxico puede impactar negativamente la autoestima y la autoconfianza de las personas de su equipo.  

La autoestima es el juicio de valor que cada persona hace sobre su valía y la autoconfianza es el juicio de valor que la persona hace sobre su hacer, sobre sus habilidades para poder dar resultados.  

Un equipo con baja autoestima y baja autoconfianza dará menos resultados que un equipo con alta autoestima y autoconfianza. 

Cuarto, un jefe tóxico puede causar problemas de salud mental en sus colaboradores, elevados niveles de estrés, de ansiedad y hasta de depresión.

También se ha comprobado que un ambiente laboral deteriorado por la toxicidad de un jefe puede traer consecuencias en la salud física de los colaboradores como afecciones cardiovasculares.

Estas son algunas de las consecuencias generales que la toxicidad de un jefe puede crear en colaboradores y equipos de trabajo. 

Te puede interesar: Inteligencia emocional en el liderazgo, ¿Por qué es importante?

Cinco características de un liderazgo con tendencia a ser jefe tóxico 

Ahora bien, ¿cuáles son esas características de mi liderazgo que me pueden llevar a ser un jefe tóxico?  Vamos a identificar 5 características 

  1. Un jefe controlador:  es una persona que no confía en que sus colaboradores hagan las cosas y en vez de realizar un seguimiento estratégico a lo que delega, hace un perseguimiento.

El mensaje que está dando aquí es: NO confío en Ud; Ud no sabe hacer las cosas, Ud no es capaz.

  1. Un jefe muy autocrático y dogmático:  Es una persona que tiene opiniones muy marcadas y que no da espacio para escuchar opiniones diferentes. 

    Además, su escucha está encaminada a encontrar las razones por las cuales la otra persona está equivocada, y así se lo hace saber. 

    Es muy inflexible y con una perspectiva muy estrecha sobre las situaciones y soluciones a problemas. 
  1. Un jefe arrogante: es la persona que está centrada en ella misma, y que todo tiene que girar a su alrededor. 

    Esta persona NO tiene en cuenta las necesidades de otras personas, tiene baja empatía, quiere brillar ella sola.

    Será ese jefe que siempre tiene que estar llamando la atención, se toma la palabra y difícilmente deja que otros hablen, es inaccesible y proyecta su aire de superioridad.

    Se va a alterar fácilmente si sus opiniones son cuestionadas y habla mucho sobre sí mismo, sin dejar espacio a sus colaboradores para mostrar sus logros. 
  1. Un jefe muy crítico: es una persona que está entrenada para encontrar el punto negro en la pared blanca.

    Así por ejemplo, si el colaborador llega con un informe, el jefe va a buscar el error y lo va a señalar.

    Va a buscar culpables del error y no descansa hasta encontrarlo, su objetivo es encontrar culpables más que soluciones.

    Siempre está cuestionando y reprimiendo para hacer ver “pequeña” a la persona.

    Usa mucho la ironía y el sarcasmo, le cuesta trabajo decir las cosas de frente. Le encanta debatir y argumentar para hacer sentir mal a las otras personas y en cambio, mostrarse él como el que más sabe.

     
  2. Un jefe muy irascible y malgeniado: Esta persona no sabe gestionar su emoción de la rabia, con facilidad entra en este estado (cualquier razón será válida para entrar en la rabia) y se queda en la rabia por mucho tiempo.

    Desde la rabia, se vuelve agresivo bien con las palabras que usa o con gestos despectivos o tonos agresivos.

    Además, justifica todas las razones para tener rabia y no se da cuenta que sus agresiones afectan negativamente las relaciones con sus colaboradores y sus equipos de trabajo. 


Difícilmente una persona que sea un jefe tóxico va a tener altos niveles de autoconciencia para darse cuenta él mismo que es un jefe tóxico

Por esto es importante que si eres un líder de equipo y estás observando consecuencias en el ambiente laboral de tu área, comiences a autoobservarte para identificar si tienes las características de un jefe tóxico. 

Compartir

Te puede interesar

Inteligencia emocional en el liderazgo ¿Por qué es importante?

La inteligencia emocional en el liderazgo es fundamental, se...

¿Qué son las habilidades blandas?

¿Y por qué no me ascienden? Nicolás ha pasado un...

¿A qué se le llama Liderazgo Empresarial?

5 grandes diferencias entre un líder empresarial y un...

Comunicación asertiva para líderes

¿Te da miedo decir que no a tu jefe?  Hablemos...

¿ Qué hará un coach empresarial por tu empresa?

Un coach empresarial es una persona que lleva a...

¿Por qué se relaciona el coaching y el liderazgo?

Nadie nos enseñó a ser líderes Pasaste por el colegio...